Votar o no votar no es el dilema

Este es un ejercicio para los/as jóvenes, una invitación a pensar antes de actuar.Votar o no votar no es el dilema… el voto es un derecho, ejercerlo es una obligación ciudadana, porque define el camino, el rumbo del país. Pensar antes de actuar es una redundancia… supuestamente no tendría que invitarse a nadie a pensar antes de actuar, pero decirlo, se ha vuelto una necesidad. Más ahora, que se acercan las elecciones y la mayoría de los/as votantes son jóvenes a quienes se usa para votar pero no se les ayuda a que sea un acto consciente. Las preguntas van para
quien desee contestar: jóvenes y no tan jóvenes... para aquellos/as a quienes nos importa.¿cómo generar en los/as jóvenes salvadoreños/as una reflexión profunda y responsable de la acción a la que están siendo motivados a realizar: el voto 2009? Mi planteamiento no es al voto en blanco, es un reto, yo quiero provocar en los/as jóvenes una acción ciudadana responsable. Antes de esto, pregunto entonces ¿porqué piensan votar los/as jóvenes este 2009? ¿Qué mecanismos de reflexión han implementado o implementarán para tomar esa decisión? Pero no solo quiero saberlo, no me interesa un simple índice, me interesa que eso provoque una reflexión. Quiero exponer lo que preocupa a los/as
jóvenes... quiero saberlo y exponerlo tal cual y quiero que todos/as nosotros/as leamos y respondamos a esas preocupaciones... si se puede. Por eso este espacio. Lo abro como una responsabilidad individual, y como individuo social planteo este espacio político… no partidista, político desde la perspectiva ideal de política.

Paola Lorenzana

3 nov. 2008

La Campus Party/ por Delmy Alvarenga, desde adentro

OCTUBRE 31. San Salvador, El Salvador.

La Campus Party, un evento realizad dentro del marco de la cumbre cuyo objetivo principal según reza su sitio oficial en línea es conectar más que computadoras, conectar a personas a través de las nuevas tecnologías con fines de desarrollo regional y sostenibilidad. ¿Los protagonistas? Los jóvenes Iberoamericanos.

Hablar de cuatro días en un post es imposible. Por eso he pedido este espacio para tratar las múltiples perpectivas que he tenido de este evento, como joven, como emprendedora, como profesional, como humano y como mujer.


Reflexión sobre la Inclusión Digital
No podemos taparnos los ojos y pretender que en el siglo XXI las cosas seguirán como las hemos conocido hasta entonces. El mundo está cambiando. No es un futuro. Es nuestro presente.

Como jóvenes, tenemos la oportunidad de ser participes, protagonistas y testigos de la evolución del concepto de Sociedad como lo conocíamos. Ahora, hablamos de comunidades en Internet, de identidades y avatares que describen nuestras preferencias y permiten expresar nuestras opiniones de forma coherente, en tiempo real y con relativa seguridad.

La máxima prueba fue en la Campus Party, cuando anunciaron que todos los terminales de conexión a internet estaban ocupados. Y aún así, todos conectados en sus computadores, todos estabamos dentro de un mismo espacio, compartiendo con jóvenes de toda la región Iberoamericana. Hecho que derriba parcialmente, el miedo al aislamiento social por la inclusión digital.

En un siglo de tecnologías e información, es ilógico querer pensar como las generaciones anteriores, negarnos y aislarnos en una remota montaña de Internet. La brecha digital es una barrera que debe cruzarse. Es una herramienta que debe APROVECHARSE.

Mi primera impresión al llegar al evento fue "no entiendo este evento de sentarse individualmente, cada quien en su computadora, haciendo lo que podrían estar haciendo en sus casas". Percepción errónea.
Aún así, con muchas de las personas que hablé, se sintieron aburridos, un poco desesperados, muchos también tenían ese pensamiento que yo. Sin embargo, fue cuestión de actitud.

Vivimos en una era digital. nos desarrollamos por medio del internet. Pero no es un medio, pues nadie vive allí. No es un mundo, pues nadie se ha quedado allí. Aún así fuese por una hora, todas y todos los campuseros llegamos a socializarnos, y por cuestiones natas EL ser humano es un ser social. El ser humano encuentra su realización en la socialización y más importante aún, EL DESARROLLO Y LA EVOLUCIÓN social ocurre mediante el contacto y la interrelación cultural.

En un evento de 600 personas, me doy cuenta que Internet no solamente es una herramienta de uso personal, pero colectivo. Muchos participantes que estuvieron allí, ya se conocían mediante foros, comunidades, blogs y en este evento, tuvieron la oportunidad de conocerse físicamente.

Y como herramienta, internet la defino como UNA FUENTE DE INFORMACIÓN. En la región latinoamericana, dónde el conocimiento y el acceso de la información ha sido históricamente limitada, gracias a internet, se tiene acceso a información global, a intercambios de experiencias y ayuda internacional. No lo digo como grandes ayudas monetarias, pero si queremos hablar en términos de PROGRESO, la EDUCACIÓN de nuestra gente es un factor primordial.

En una actualidad donde los estándares mundiales son realmente altos, donde la calidad y el conocimiento son llave principal para desarrollar proyectos y obtener beneficios económicos, incluirse dentro de esta comunidad virtual puede ser la primera puerta. Y lo mejor: Internet no conoce status sociales.

Técnicamente, desde el momento que estamos conectados, no tenemos categoría social. Desde la persona que tiene DSL, al estudiante que paga 1 USD en cybercafé, al momento de conectarnos, todos tenemos acceso a la misma información (excepto los contenidos pagados), y en términos de acceso, todos tenemos los mismos derechos, las mimas obligaciones, las mismas responsabilidades, las mismas amenzadas. Todos formamos parte una única comunidad, sin distinción.

Que la tecnología puede llegar a aislarnos, es cierto, que puede desgastarnos, que puede perjudicarnos, alienarnos, etc... es cierto, pero pienso que ver de esa manera el desarrollo de la tecnología es una visión totalmente ARCAICA y de ENVIDIA ante la incapacidad de utilización de una herramienta, que como todas, hay que saber utilizarla.


Por. Delmy Alvarenga

No hay comentarios: