Votar o no votar no es el dilema

Este es un ejercicio para los/as jóvenes, una invitación a pensar antes de actuar.Votar o no votar no es el dilema… el voto es un derecho, ejercerlo es una obligación ciudadana, porque define el camino, el rumbo del país. Pensar antes de actuar es una redundancia… supuestamente no tendría que invitarse a nadie a pensar antes de actuar, pero decirlo, se ha vuelto una necesidad. Más ahora, que se acercan las elecciones y la mayoría de los/as votantes son jóvenes a quienes se usa para votar pero no se les ayuda a que sea un acto consciente. Las preguntas van para
quien desee contestar: jóvenes y no tan jóvenes... para aquellos/as a quienes nos importa.¿cómo generar en los/as jóvenes salvadoreños/as una reflexión profunda y responsable de la acción a la que están siendo motivados a realizar: el voto 2009? Mi planteamiento no es al voto en blanco, es un reto, yo quiero provocar en los/as jóvenes una acción ciudadana responsable. Antes de esto, pregunto entonces ¿porqué piensan votar los/as jóvenes este 2009? ¿Qué mecanismos de reflexión han implementado o implementarán para tomar esa decisión? Pero no solo quiero saberlo, no me interesa un simple índice, me interesa que eso provoque una reflexión. Quiero exponer lo que preocupa a los/as
jóvenes... quiero saberlo y exponerlo tal cual y quiero que todos/as nosotros/as leamos y respondamos a esas preocupaciones... si se puede. Por eso este espacio. Lo abro como una responsabilidad individual, y como individuo social planteo este espacio político… no partidista, político desde la perspectiva ideal de política.

Paola Lorenzana

3 nov. 2008

Reflexión sobre la Participación y el Género/ Campus Party, desde Adentro, por Delmy Alvarenga

NOVIEMBRE 1, 2008. San Salvador, El Salvador

Por Delmy Alvarenga

No pretendo que esta reflexión sea de carácter sexista o partidista de ninguna forma, pero en los cuatro días que pasé dando vueltas por ahí, aprendiendo de simulación, de robótica, un poco de astronomía y maravillándome por la diversidad y similitud del pensamiento iberoamericano, desde el primer día me di la tarea de censar la población femenina en el evento.

La Campus Party, un evento tecnológico, desarrollo de software, comunidad de internet, programación, robots, astrnoautas, pilotos... Sí. Como era de esperarse la mayor parte de la participación Activa fueron hombres. Y por participación ACTIVA quiero decir Realizadores, Participantes, Talleristas, Animadores. Sí había mujeres. claro que las había, pero como participantes. Fueron realmente pocas las mujeres que estuvimos. Si de 600 participantes, posiblemente menos de la mitad (menos de 300 personas) çeramos mujeres.

Históricamente, los hombres siempre han sido los protagonistas de la historia. Hombres inventores, a exepción de Marie Curie y bueno, otras pocas mujeres, los hombres siempre han llevado la batuta en cuanto a desarrollar nuevas tecnologías. No puedo dejar de recordar lo que leí en un libro por la autora Isabella Santo Domingo, en el que menciona de forma muy irónica que esto se debe a que a las mujeres desde pequeñas nos enseñan a jugar con muñecas y cocinas y a los niños les dan los aviones supersónicos y los equipos de laboratorio. Y creo que tiene razón.

Como mujer, nunca me vi excluída del campo de la inventiva y de la creación. Tuve la dicha de tener un hermano que no fue egoísta y me inivitaba a jugar de "sus juegos de niño". Y en la actualidad, en mi trabajo, tengo la dicha que, a pesar que son hombres todos, me consideran capaz y a su mismo nivel creativo y técnico.

Si nos vemos subestimadas en la participación tecnológica es porque como mujeres, no incursionamos en este campo. Yo no soy amante de desarrollar tecnologías, sin embargo, el mundo está cambiando. Y parte de este cambio son los avances tecnológicos y las nuevas plataformas de socialización, comercialización, distribución que herramientas como internet ofrecen, por lo que se hace VITAL educarse de estas nuevas tendencias. Si queremos ser competentes en un mundo aún machista, se debe involucrarse y no solamente como expectador, sino como REALIZADOR, de forma activa y constante.

Iniciativas como la Campus Party, no solamente fomentan la convivencia, la interrelación o la producción de proyectos de forma multicultural, sino que también permiten el trabajo en conjunto de ambos géneros. Hombres y mujeres trabajando en conjunto en aspectos tecnológicos, de una forma complementaria y recíproca.
Y aunque no pude incluirme en campos como la robótica, me di cuenta que estos campos existen en latinoamerica, y aunque no le veamos una aplicación tangible en la actualidad, en el futuro cercano será una realidad.
Retomo la nota del astronauta brasileño Marcos Pontes, quien decía que invertir en tecnología en países en desarrollo como los de latinoamerica, es una carta para lograr autonomia en el futuro cercano. Y por invertir no solamente se refiere en términos económicos, sino INVERSIÓN HUMANA y EDUCACIÓN.
(ver conferencia de Marcos Pontes http://iberoamerica.campus-party.org/index.php/marcospontes_es.html)

Por último, anoto que aún faltó participación ACTIVA femenina en el evento. Participación de mujeres jóvenes, talentos, inventivas que aun sabiendo poco de temas de robótica y programación, pero con iniciativas de aplicación de proyectos en áreas en otros sectores como la educación y la organización.
Si es cierto que el nivel educativo técnico de las mujeres en Latinoamerica es bajo, pero se puede. Y se debe. Y está en nuestras manos el buscar las formas de educación, y si no las hay, pues de forma autodidacta.

Escrito por Delmy Alvarenga

No hay comentarios: