Votar o no votar no es el dilema

Este es un ejercicio para los/as jóvenes, una invitación a pensar antes de actuar.Votar o no votar no es el dilema… el voto es un derecho, ejercerlo es una obligación ciudadana, porque define el camino, el rumbo del país. Pensar antes de actuar es una redundancia… supuestamente no tendría que invitarse a nadie a pensar antes de actuar, pero decirlo, se ha vuelto una necesidad. Más ahora, que se acercan las elecciones y la mayoría de los/as votantes son jóvenes a quienes se usa para votar pero no se les ayuda a que sea un acto consciente. Las preguntas van para
quien desee contestar: jóvenes y no tan jóvenes... para aquellos/as a quienes nos importa.¿cómo generar en los/as jóvenes salvadoreños/as una reflexión profunda y responsable de la acción a la que están siendo motivados a realizar: el voto 2009? Mi planteamiento no es al voto en blanco, es un reto, yo quiero provocar en los/as jóvenes una acción ciudadana responsable. Antes de esto, pregunto entonces ¿porqué piensan votar los/as jóvenes este 2009? ¿Qué mecanismos de reflexión han implementado o implementarán para tomar esa decisión? Pero no solo quiero saberlo, no me interesa un simple índice, me interesa que eso provoque una reflexión. Quiero exponer lo que preocupa a los/as
jóvenes... quiero saberlo y exponerlo tal cual y quiero que todos/as nosotros/as leamos y respondamos a esas preocupaciones... si se puede. Por eso este espacio. Lo abro como una responsabilidad individual, y como individuo social planteo este espacio político… no partidista, político desde la perspectiva ideal de política.

Paola Lorenzana

18 oct. 2008

Guerra de clases...

*Escritos por Lucía Molina de 18 años... una joven que desde inicio de año ha tenido claras sus preocupaciones...

Después de un tiempo.
Después de un tiempo uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma y una aprende a construir todos sus caminos en el hoy y no en el mañana porque en el terreno de mañana no hay oportunidades, y los futuros tienen una forma de caerse a plena mitad del camino.
Y una aprende que realmente puede soportar, que una realmente es fuerte, que realmente vale.
Y una aprende y aprende…
Con el tiempo aprendes que solo debías ser capaz de luchar por tu libertad, luchar por tu razón y mantener viva tu ilusión.
Con el tiempo te das cuenta de aquel que destrozó millones de vidas y robó la libertad de muchos/as, tarde o temprano sufrió una gran agonía multiplicada al cuadrado…
Desafortunadamente solo con el tiempo…

Silencio de muchos/as.
Silencio de vida…
Silencio de muerte…
Triste ironía…

El silencio no es solo callar.
No es solo no escuchar.
Dejar de sentir…dejar de latir…dejar de existir!

El silencio es un suicidio a mi sentir.
Dejar de latir…
Dejar de existir!


Los agotados.
Un pueblo cansado.
Oportunidades pobres para millones de pobres…
Ricos agotados…
De qué?
De tener en sus manos las mayores riquezas y no saber qué hacer con ellas.
Cegados y alejados del dolor de muchos.
Pobres agotados…
Convenciendo al tiempo que avance y avance más…
Cumplir sus deseos…
Comenzar desde cero…

Solo dime.
Dime que el camino es seguro
Que el camino seguirá…
Que la noche es infinita
Que habrá un nuevo amanecer…
Dime que todo esto vale la pena…que la lucha no es en vano.
Dios! guía a mi pueblo por el camino de la paz y la igualdad.
Solo dime! sin sonrisas en tu rostro…
Que el hambre morirá…
Que ellos no nos matarán…
Que no nos demos por vencidos/as…sigamos nuestro camino
Que si de pronto tus sueños no se han cumplido no te des por vencido…

Días.
Día cualquiera.
Día en el cual todo parece marchar fingidamente bien.
Sin problema alguno…
Solo días!
Días en los cuales sucesos significantes, amargos recuerdos, injusticias, muertes, hacen que deje de ser como cualquier otro día.
Eso me ocurrió…
A veces los malos recuerdos parecen desaparecer y fingidamente dejan de doler.
Dolor de muchos/as, que al parecer sus heridas ya sanaron.
Para otros/as... Aun no terminan de sanar.
Amargos recuerdos…
Pérdidas irreparables!
Luchas…guerras…muertes…
Todo fue en vano…
Aun los/as pobres llevamos el pasaporte al infierno directo y sin regreso.

*
Dos mil ocho…
Un nuevo siglo…
Cuantas predicciones futuristas no se han hecho de este día, tanto que hasta se había llegado a negar la existencia del ser humano para esta fecha.
Aunque el mundo todavía exista.
Aunque todavía se ande en autos y no en naves espaciales para ir al trabajo.
Se puede afirmar que estas predicciones no son netamente erróneas; basta tan sólo con mirar alrededor para entender el mundo tan sórdido e individualista en el que unos/as y otros/as comparten su cotidianidad, sin darse cuenta de lo manipulables que son, simplemente actuando como borregos/as que siguen el sistema que se les impone, un sistema llamado “globalización” el cual tiene cara de cordero y alma de torero, creado por el hombre, para el hombre y contra el ser humano, aunque ésta afirmación parezca algo con poca lógica.
El ser humano esta inmerso en un sistema creado para una minoría que explota los recursos naturales, vive de la sangre y de la pobreza de las personas pertenecientes a los llamados países “sub-desarrollados”.
Es una minoría preocupada únicamente por su objetivo: EL PODER. Un poder injusto, basado en el autoritarismo y el terror, cegado por el dinero, cuyo único objetivo es dominar y poseer, y su última preocupación las necesidades de sus súbditos.

*
Mi pobre pueblo.
Mi pobre pueblo se está muriendo…
Yo me quedaré llorando…
Mi pobre pueblo se está yendo.
Lejos, muy lejos!
Y yo me quedaré soñando…

mi ilusión, me va matando…
Mi pobre amor se está yendo…
¿Qué pasa, que nada entiendo?
¿Qué pena se va a acercando?
Mi pobre pueblo se está yendo…
Yo me quedaré llorando!

Pobre alma mía!
Pobre alma mía!
llena de ilusiones rotas
sin esperanza,
desamparada
y entre jazmines sola!

Pobre alma mía!
Sin ilusión…
Desilusionada
y, de muerte, condenada…

Escritos de Lucía Molina

No hay comentarios: