Votar o no votar no es el dilema

Este es un ejercicio para los/as jóvenes, una invitación a pensar antes de actuar.Votar o no votar no es el dilema… el voto es un derecho, ejercerlo es una obligación ciudadana, porque define el camino, el rumbo del país. Pensar antes de actuar es una redundancia… supuestamente no tendría que invitarse a nadie a pensar antes de actuar, pero decirlo, se ha vuelto una necesidad. Más ahora, que se acercan las elecciones y la mayoría de los/as votantes son jóvenes a quienes se usa para votar pero no se les ayuda a que sea un acto consciente. Las preguntas van para
quien desee contestar: jóvenes y no tan jóvenes... para aquellos/as a quienes nos importa.¿cómo generar en los/as jóvenes salvadoreños/as una reflexión profunda y responsable de la acción a la que están siendo motivados a realizar: el voto 2009? Mi planteamiento no es al voto en blanco, es un reto, yo quiero provocar en los/as jóvenes una acción ciudadana responsable. Antes de esto, pregunto entonces ¿porqué piensan votar los/as jóvenes este 2009? ¿Qué mecanismos de reflexión han implementado o implementarán para tomar esa decisión? Pero no solo quiero saberlo, no me interesa un simple índice, me interesa que eso provoque una reflexión. Quiero exponer lo que preocupa a los/as
jóvenes... quiero saberlo y exponerlo tal cual y quiero que todos/as nosotros/as leamos y respondamos a esas preocupaciones... si se puede. Por eso este espacio. Lo abro como una responsabilidad individual, y como individuo social planteo este espacio político… no partidista, político desde la perspectiva ideal de política.

Paola Lorenzana

17 oct. 2008

EL COMPROMISO DEL/A DISEÑADOR/A CON SU CONTEXTO

Escrito por Delmy Alvarenga

*Reflexiones sobre el compromiso del/a profesional en el diseño desde una perspectiva crítica en una sociedad de consumo que lo/a necesita. Una reflexión desde la perspectiva del/a estudiante de diseño, luego de haber tomado la decisión de ser parte de esa sociedad... Puede criticarla o no???

Soyapago
Julio 2008




INTRODUCCIÓN


Ser diseñador no es solamente una profesión, sino que también es la expresión de una visión de mundo, y no de un mundo utópico o de ensueños, sino que un mundo ideológico, persuasivo, retórico y subliminal.

Y es que el diseño es más que una profesión: es una herramienta de doble filo, que dependiendo como se utilice, puede coincidir y potenciar sucesos de bienestar y prosperidad o puede destapar
situaciones argumentativas o controversiales como una caja de Pandora.

Pero, fuera de toda comparación, hace falta preguntarse ¿qué es el Diseñador? A veces, podría ser simplemente catalogado como un “visualizador”, “un intérprete” o un “realizador” de ideas. Las ideas del cliente. Las ideas que el cliente DESEA comunicar hacia un público. Pero esa definición puede confundirnos entre publicista, o mercadólogo, quienes por tradición son los
que se han encargado de administrar los mensajes que los clientes “quieren” comunicar.

Entonces, ¿qué es el diseñador? ¿Un visualizador? ¿Un realizador? ¿Un productor? ¿Un artista? Es una pregunta peluda, y como todas las preguntas de este tipo, la respuesta nunca es unidireccional, sino más bien de un carácter de multi-perspectivas, dependiendo no en si del
sector (publicitario, humanitario, etc) sino que del contexto e individualidad en el que se encuentra inmerso cada proyecto gráfico.

Dentro de un contexto general, un diseñador es un Desarrollador de Elementos Comunicativos. Y no porque sea el encargado de generar copys, campañas estretégicas con perspectivas mundiales o planes de mercadeo y rentabilidad, sino porque básicamente se encarga de INTERPRETAR y REALIZAR conceptos, imágenes, ya sean mentales, ya sean gráficas.

Ideas que sirven para comunicar algo.

Y ese “algo” es el sujeto de estudios, análisis y definiciones.

Ese “algo” es el Mensaje, lo que realmente trasciende.



EL PROBLEMA DE LA NECESIDAD DE COMUNICACIÓN

Regresando hacia los esquemas básicos de comunicación, el diseñador sería solamente el emisor de un mensaje, el cual se ve afectado por la diversidad de medios o canales; y por un contexto
, ya sea económico, político y/o psicosocial.

Y si a esto le sumamos el factor de Intencionalidad, tendremos que el mensaje jamás podrá ser generado de una misma manera. pues existen demasiadas posibilidades com personas en el
planeta, cada una capaz d generar un mensaje completamente diferente basándose en una misma idea.

Por lo que el diseñador en la actualidad, se encuentra con la disyuntiva entre “la necesidad comunicativa del proyecto”, la “necesidad comunicativa del cliente” y agregamos una tercera
“la necesidad comunicativa del diseñador”.

Es en este punto en que nace la pregunta “¿quien condiciona al mensaje?” y más importante aún “¿qué rol juega el diseñador dentro de ese condicionamiento?”

Mucho se habla en la actualidad del papel del diseñador en la sociedad. De ética, de valores y responsabilidad social, sin embargo son pocos los que realmente se esfuerzan por ejecutar
proyectos que aparte de genuinos, llenen las expectativas de “don cliente” y además, sean humanos y propositivos.

Y es que esas tres necesidades comunicativas no se pueden desligar, tanto el cliente como el diseñador tendrán su propia visión de mundo, pero es el contexto quien marca la pauta, proporciona elementos y justifica estilos para generar el mejor mensaje.

Requiere mucha consciencia, actualización de información y criterio por parte del diseñador para poder dejar afuera romanticismos e ideologías, y ser un ente cultural global. Es un gran reto, el diseñador no puede darse el lujo de generar mensajes para si mismo, sino que para TODOS. Y son esos mensajes los que no solamente trascienden en el tiempo, sino que también cambian
pensamientos y las sociedades.

Citarando un ejemplo, durante la Segunda Guerra Mundial, para la expanción de la ideología Nacionalsocialista, fue creado un Departamento de Medios y Comunicación estratégica destinada
a generar material propagandístico que transmitiera mensajes que esa ideología era la mejor. Los diseñadores, respondieron a un contexto, a una necesidad de un cliente. Cuántos de ellos lo hicieron por “trabajo” y cuántos de ellos por “simpatizantes ideológicos” no importa conocerlo, pero todos conocemos el resultado.

Todos sabemos como termninó la ideología y el costo social y humano que implicó la estratégia política. Este resultado, es una muestra amplificada del Compromiso Comunicativo, del cual
el diseñador debe ser consciente, no solamente porque hay vidas de por medio, sino porque hay MENTES que captan los mensajes, y aunque a veces parezca un juego, allá afuera en el mundo real, son miles los receptores directos e indirectos que captan el mensaje.

Ser diseñador al final, no es solamente poder generar ideas, gráficos, diagramar o hacer cosas “estéticas, vanguardistas” o con sentido personal, sino que también es una manera de educar, de conscientizar, de proponer alternativas y soluciones ante problemáticas, que si bien no mejoren
la situación política o económica, tiene gran poder y repercusión en el contexto histórico y psicológico de la personas, y finalmente de la sociedad.

Ser diseñador incluye ser conscientes que lo que se comunica se transmite como “una verdad”, lo que conlleva a estar actualizado del entorno social en el que se desarrolla el mensaje, tener un sistema de valores humanos universales, mantener una ideología no solamente individual, sino que colectiva, no solamente local, sino que global. No sabemos quien será nuestro cliente o a quien ayudaremos a comunicar, pero sea quien sea, el mensaje debe ser transmitido con coherencia y repsonsabilidad, basado no en factores como la moda o las tendencias gráficas, sino que en necesidades sociales reales y tangibles.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimada Paola,no estas tan lejos de la realidad de lo que hacemos como DISEÑADORES,pero con tantas palabras ...ya cantinfleabas!!!
pero te felicito!reconoces que somos una herramienta clave en las campañas ya sea social ó politica.
Dios es el mejor ejemplo como DISEÑADOR es un CREADOR y nosotros pues solo nos basamos en ese patron como creativos que somos ...fuente y canal para parir ideas que no son mas que disfraces del deseo del poder de los grandes sueños.

Paola Lorenzana dijo...

Estimado anónimo, gracias por participar, y gracias por tus opiniones, solo que este artículo no lo escribí yo. Lo publiqué, pero lo escribió Delmy Alvarenga, lo dice al principio. Bueno, espero que sigas participando.
saludos