Votar o no votar no es el dilema

Este es un ejercicio para los/as jóvenes, una invitación a pensar antes de actuar.Votar o no votar no es el dilema… el voto es un derecho, ejercerlo es una obligación ciudadana, porque define el camino, el rumbo del país. Pensar antes de actuar es una redundancia… supuestamente no tendría que invitarse a nadie a pensar antes de actuar, pero decirlo, se ha vuelto una necesidad. Más ahora, que se acercan las elecciones y la mayoría de los/as votantes son jóvenes a quienes se usa para votar pero no se les ayuda a que sea un acto consciente. Las preguntas van para
quien desee contestar: jóvenes y no tan jóvenes... para aquellos/as a quienes nos importa.¿cómo generar en los/as jóvenes salvadoreños/as una reflexión profunda y responsable de la acción a la que están siendo motivados a realizar: el voto 2009? Mi planteamiento no es al voto en blanco, es un reto, yo quiero provocar en los/as jóvenes una acción ciudadana responsable. Antes de esto, pregunto entonces ¿porqué piensan votar los/as jóvenes este 2009? ¿Qué mecanismos de reflexión han implementado o implementarán para tomar esa decisión? Pero no solo quiero saberlo, no me interesa un simple índice, me interesa que eso provoque una reflexión. Quiero exponer lo que preocupa a los/as
jóvenes... quiero saberlo y exponerlo tal cual y quiero que todos/as nosotros/as leamos y respondamos a esas preocupaciones... si se puede. Por eso este espacio. Lo abro como una responsabilidad individual, y como individuo social planteo este espacio político… no partidista, político desde la perspectiva ideal de política.

Paola Lorenzana

17 oct. 2008

Realidad tras el Make up

*Fragmento del libro "Realidad tras el Make Up" escrito por Vania Burgos de 20 años
Libro de superación dirigido a jóvenes que por ser bonitas son juzgadas y consideradas sin cerebro, interesante reflexión desde una perspectiva casi siempre olvidada...

CAP VII

Tenemos la desgracia de haber nacido en medio de una sociedad que está acostumbrada a vivir preocupada de lo que hacen los demás, mas no de lo que hace ella misma.
A quién le interesa que quien se sienta a la par tuya tenga la nariz grande... claro, no sabes su nombre pero sí que tiene la nariz grande y los ojos encontrados; la gente padece de ese mal, te ven pasar y te comen de pies a cabeza puesto que criticar es mucho más nutritivo que la leche.

Llegas un día por la mañana al lugar donde trabajas o donde estudias y saludas como de costumbre pero notas que la gente te mira extraño y te preguntas ¿y ahora qué pasa? Pues como esto ya es una rutina casi diaria sigues tu camino sin prestar mayor importancia al comportamiento extraño de los demás.

Y en casos como éstos, muchas personas han servido como voceras de algunos comentarios fuera de lugar, a tus espaldas y de palabras que el viento simplemente trajo; sabes que se preguntan:
¿Cómo puede seguir tan tranquila sabiendo lo que se comenta?
Pues la gente cree que te deterioras mientras caminas porque dicen algo con respecto a tu persona o tal vez creen que sus miradas te desintegran o algo por el estilo; está muy equivocada.

Llega un momento en el cual te acostumbras tanto a que hablen mal de ti o que te miren como si fueras la cosa más extraña del mundo y ya no te afecta en lo absoluto tu vida sigue y si has logrado superar muchas cosas más; ¿porqué detenerte y llorar porque el o la de la par dijo que tienes la nariz grande que da miedo? O que tu cabello esta tan procesado químicamente que ha afectado tanto tu cerebro que ya no puedes ni pensar.

No necesitas demostrarle nada a nadie y sobrevivirás si no te detienes a escuchar lo que se comenta de ti, ya que estas son cosas que te ayudan a ser más fuerte e independiente, no naciste acompañada y sentirte sola, de vez en cuando, no te matará. Existen personas crueles que te juzgarán sin conocerte y muchas otras que creen conocerte por cosas del pasado y les cuesta entender que la gente, con el tiempo y la madurez, cambian.

Sigue tu camino y que no te importe lo que los demás digan o hagan porque estás segura de ti misma y no necesitas comentarios destructivos o equivocados, sino mas bien alguien que te acompañe y vea en ti las cosas buenas y las cosas malas y que no solo te critique sino también te ayude a corregirlas.

Entonces con el tiempo, te vas dando cuenta que muchas veces las personas comentan porque tienen algo que tú tienes y ellos no y esto es seguridad en ti misma, y esto te hace ser más importante. En situaciones como esta, ves que los/as demás están más preocupados/as de ti que de ellos/as mismos/as; pero siempre es bueno tener cuidado con cosas de este tipo porque son cosas que no se deben tomar para alimentar tu ego sino para hacernos ver que no todo en este mundo es como nosotros quisiéramos que fuera y si no lo es pues simplemente debes hacer lo posible y no desvivirte por cosas sin sentido.

Escrito por Vania Burgos

1 comentario:

D dijo...

magnifico!un escrito muy sencillo pero con una fuerza descriptiva de la realidad, tan cotidiana que ya nos olvidamos que existe.

Realmente la unica fuerza es la que logramos luego de haber caído, luego de haber vivido cosas que otros no.

Gracias por este punto de vista, que como todos, yo tambien la he vivido ^_^"